Cómo evitar estos errores comunes en calefacción cuando vuelve el frío

Estos últimos días, las temperaturas agradables han sido una anomalía, porque el otoño está volviendo a nuestra península y vendrá acompañado de vientos fríos, lluvias y temperaturas más bajas. Divertido, ¿verdad?

Junto con el clima frío, el otoño a menudo trae desafíos especiales para el termostato de la casa. Estos consejos oportunos te ayudarán a evitar algunos de los errores de calefacción más comunes.

Cómo evitar estos errores comunes en calefacción cuando vuelve el frío - Blog - Cuidur

Cómo evitar estos errores comunes en calefacción cuando vuelve el frío – Blog – Cuidur

¿Cómo funciona un termostato?

Durante muchos meses del año, no se toca el termostato para calentar nuestras estancias. Pero entonces llega el otoño, las temperaturas en casa bajan, y lo primero en lo que piensas es en tu termostato.

Si estamos en espacios reducidos y no abiertos como puede ser en un coche, es muy sencillo asumir que el dial de calor funciona casi al momento, como puede ser el acelerador de un coche promedio. Presiona un botón, sube la temperatura y ¡LISTO! El calor inunda el espacio y te sientes tan caliente o tan rápido.

La mayoría de los propietarios admiten tomar el mismo enfoque para calentar su casa. Sólo hay que subir el termostato para que el espacio se caliente más rápido.

Pero hay un problema con este enfoque: El termostato no puede ajustar la velocidad con la que calienta un espacio, sin importar el tamaño del mismo. Sólo puede asegurar que, en su forma lenta y constante, eventualmente llegue a la marca en términos de su solicitud de temperatura original.

Tan pronto como ajustes la configuración del termostato, tu termostato debe sentir la temperatura actual del aire ambiente

Calcula lo que necesitas cambiar para cumplir con su nueva solicitud de temperatura del aire. Luego le dice a la caldera que se ponga a trabajar calentando el aire y ésta envía el aire caliente a cada parte de tu espacio tan uniformemente como sea posible.

Ya sea que ajuste su termostato a la temperatura precisa que desea o cinco grados más, su aire seguirá calentándose a la misma velocidad.

Por otro lado, cuando lo ponemos a una temperatura más alta de lo que puede ser confortable, para cuando llegue a esa temperatura, nos estaremos asando y correremos para bajarlo de nuevo, perdiendo dinero y comodidad en el proceso.

4 errores comunes de calefacción que no quieres cometer

Estos cuatro errores comunes en la calefacción son bien intencionados, pero terminarán costándole dinero y poniendo más tensión en su ya de por sí duro sistema de calefacción.

Error 1: Dejar que su casa se enfríe demasiado por la noche

Las temperaturas extremas no son el amigo de tu termostato. Sí, potencialmente puedes ahorrar algunos centavos bajando el termostato por la noche mientras todos duermen.

Pero entonces, ¿qué pasa cuando te despiertas? Está helada! Así que usted pone en marcha el termostato y su horno empieza a funcionar, más de lo ideal, intentando calentar su espacio de nuevo.

¿Qué hacer en su lugar? Apuntar a 1 o 2 grados menos por la noche. Esto le ayudará a ahorrar dinero, además de que no le costará más tarde en las reparaciones del calentador causadas por el exceso de trabajo.

También puede programar su termostato para que empiece a calentar a su temperatura preferida durante el día aproximadamente media hora antes de que tenga que levantarse.

Error 2: Pedirle a su calentador que haga más de lo que puede

Cuando la temperatura exterior alcanza mínimos extremos, esto puede suponer una carga excesiva para el sistema de calefacción. Esto se debe a que, en la mayoría de los casos, ciertos tipos de sistemas de calefacción están diseñados para calentar eficientemente sólo cuando el aire exterior se mantiene por encima de los cero grados.

Algunos sistemas de calefacción de alta eficiencia más nuevos hacen un mejor trabajo de esto, pero en general, si usted encuentra que sigue ajustando su termostato para alcanzar temperaturas más altas y nada cambia realmente, esto puede indicar que se necesita una reparación o puede simplemente significar que su sistema de calefacción ya está haciendo todo lo posible para mantenerlo caliente en clima de frío extremo.

Error 3: Dejar la calefacción encendida todo el tiempo

Si no tienes un termostato programable y tienes un sistema de calefacción de la vieja escuela que no necesita un complemento del mercado, puede que no tengas más remedio que mantener la calefacción encendida continuamente o arriesgarte a llegar a una casa helada.

En cambio si tenemos un termostato programable podremos programar el calentador, y ahorraremos más que dejándolo funcionando continuamente.
En realidad, el trabajo de un termostato programable es apagar o encender el sistema de calefacción según la necesidad para mantener la consistencia de la temperatura según nuestras preferencias.

Puede llevar un poco de ensayo y error el averiguar un programa de programación que sea cómodo y rentable, pero una vez que lo haga, los períodos en los que su calentador no esté funcionando le dará tranquilidad, y cuando funcione, puede saber que está ayudando a controlar los costos de sus servicios públicos al mantener la consistencia de la temperatura.

Error 4: No sellar las fugas de aire y los espacios no utilizados durante la temporada de calefacción

Cuando las temperaturas bajan, es hora de tomar en serio el mantener el aire caliente dentro y el aire frío fuera.

Sellar las fugas de aire (cerrar y bloquear todas las ventanas y puertas, poner burletes y parches según sea necesario) puede asegurar que el aire caliente no se escabulla hacia el frío.

Y sellando los espacios no utilizados (cerrando los respiraderos de aire, ajustando los termostatos para la zonificación) puede asegurar que el aire caliente se utilice exclusivamente para calentar sus espacios vitales reales.

Contacta hoy con Cuidur y no pases frío en ningún momento.